Un nuevo estudio revela que después de morir algunas partes del cuerpo siguen “vivas”

0
313

luz al final del tunel

Cada minuto, mueren alrededor de 108 personas en el planeta, aunque el hecho de que alguien muera no significa que cada parte de su cuerpo esté muerta.

De hecho, después que alguien muere, algunas células siguen vivas e incluso algunos procesos químicos se aceleran, según ha revelado un estudio publicado en la revista Open Biology.

Al respecto, Peter Noble de la Universidad de Washington le comentó a Live Science: “cuando un organismo muere, todas las células no mueren con él. Cada tipo de célula tiene diferentes períodos de vida, tiempos de replicación y resiliencia ante el estrés extremo.

“Es probable que algunas células permanezcan vivas e intenten repararse, sobre todo las células madre.

Las células madre del oído interno de los ratones pueden cultivarse entre 5 y 10 días después de que los ratones mueren y las células del tejido conectivo de las cabras se pueden mantener entre 41 y 160 días después de que estas mueren.

En experimentos realizados en peces cebra, los investigadores encontraron que la expresión génica, un proceso químico en el que se dan instrucciones genéticas, en realidad se acelera después de la muerte.

En lugar de detenerse de golpe, la transcripción de genes va apagándose lentamente, paso a paso”, explicaron los investigadores.

El hallazgo no significa que se pueda revivir a las personas o animales que hayan muerto, pero sus resultados podrían ser muy útiles en los estudios sobre el cáncer y los trasplantes de órganos, comentó el doctor Noble.

Fuente: Yahoo noticias