El sol artificial más grande del mundo está en Alemania

0
173

 

ESol artificialn el 2015, científicos de Alemania presentaron el Stellarator, un dispositivo que recrea el plasma de helio existente dentro del sol mediante un reactor atómico, avance que -se dijo entonces- podría dar una nueva luz para la generación de energía. Casi dos años después, este jueves 23 de marzo, otros científicos de ese país encendieron lo que describieron como “el sol artificial más grande del mundo” (Synlight), un dispositivo de tres pisos que se utilizará para diversos proyectos de investigación, incluido el desarrollo de procesos para producir combustible de hidrógeno con luz solar.

Cada día, una enorme cantidad de energía solar llega a la Tierra. Si bien la aprovechamos con paneles solares, esto es aún insuficiente. Gran parte de ella sigue sin explotarse. Pero con el lanzamiento de ayer, los científicos tienen la expectativa de sacar mejor provecho.

El Sol es una de las mayores fuentes de energía potencial disponibles, pero el desarrollo de nuevas tecnologías para explotar este potencial puede ser obstaculizado porque la estrella madre no trabaja en la noche, no le gusta los días nublados, no lo hace tan bien en las latitudes más altas, y en algunas partes del mundo desaparece por completo durante meses a la vez.

En vista de ello, con el propósito de proporcionar un sustituto más fiable y controlable, los alemanes construyeron el Synlight para hacer trabajo de laboratorio.

Según los científicos, estas temperaturas extremadamente altas son necesarias para llevar a cabo investigaciones sobre procesos que utilizan el Sol para producir combustibles solares como el hidrógeno. Aunque el hidrógeno es visto por algunos como el combustible verde del futuro porque deja sólo agua cuando se quema, producirla requiere grandes cantidades de energía, que normalmente proviene de la quema de combustibles fósiles.

Los más entusiastas esperan que el Synlight ayude a los investigadores a encontrar una manera más eficiente de dividir el agua en hidrógeno y oxígeno usando el Sol. Esto ya se ha logrado en el laboratorio, pero todavía no se ha ampliado a los niveles industriales.

Sin embargo, todo esto valdrá la pena si el experimento de Synlight conduce a una energía más eficiente y limpia para el futuro. El primer objetivo es determinar la configuración óptima necesaria para utilizar la luz solar para impulsar una reacción que produce hidrógeno combustible – una fuente potencial de combustible limpio para automóviles y aviones. Se necesitan miles de millones de toneladas de hidrógeno si se quiere conducir aviones y autos con combustible libre de CO2.

Muchos consideran que el hidrógeno es el combustible del futuro porque no produce emisiones de carbono cuando se quema, o sea que no promueve el calentamiento global. Pero aunque el hidrógeno es el elemento más abundante del universo, es poco común en la Tierra. Una manera de producirlo es separar los dos componentes del agua —el otro es el oxígeno— en un proceso que emplea electricidad denominado electrólisis.

Los investigadores esperan circunvalar la etapa de la electricidad usando la inmensa cantidad de energía que llega a la Tierra en forma de luz producida por el sol.

El dispositivo está diseñado para llevar los pequeños experimentos, hechos en laboratorios más chicos, al siguiente nivel, y que una vez que los investigadores dominen las técnicas para hacer hidrógeno con los 350 kilovatios de Synlight, se puede pasar a un nivel industrial.

  ¿Le interesará a Trump? De hecho que no.

Fuente: La Mula