El español Ray Loriga gana el Premio Alfaguara de Novela por ‘Rendición’

0
232

Loriga“Trata sobre quiénes somos cuando nos cambian las circunstancias, cuando nos quitan las flores del jardín, cuando los muebles se han ido, cuando las situaciones han cambiado; quiénes somos de verdad, esa es la pregunta que me hago en el libro”, con estas palabras Ray Loriga (Madrid, 1967) -cuyo verdadero nombre es Jorge Loriga Torrenova- describe su novela Rendición que acaba de ganar la vigésima edición del Premio Alfaguara de Novela. El anuncio fue dado este miércoles en el hotel Ritz en Madrid, donde se dio a conocer el veredicto final.

El escritor tiene un largo recorrido en el mundo de las Letras y fue una de las voces más representativas de la narrativa en lengua española durante la década de los noventa gracias a títulos como Lo peor de todo (1992), Héroes (1993), Caídos del cielo (1995) y Tokio ya no nos quiere (1999).

El mencionado galardón otorga al ganador la suma de US$ 175.000 además de la difusión que confiere ser publicado por una editorial transnacional como Alfaguara.

Elena Poniatowska, presidenta del jurado, destacó -en declaraciones que recogió El País– que el libro de Loriga “sin caer en moralismos, a través de una voz humilde y reflexiva con inesperados golpes de humor, construye una fábula luminosa sobre el destierro, la pérdida, la paternidad y los afectos”. La narradora añadió que Rendición es una novela “kafkiana y orweliana” que sorprende en cada página.

Loriga, quien presentó su manuscrito con el seudónimo Sebastión Verón en consonancia con su afición futbolera, descartó cualquier irregularidad en el Premio Alfaguara de Novela.  “Yo he sido jurado del premio y sé que es limpio, no recibí indicaciones de la editorial, ni yo, ni nadie, creo, sabíamos quiénes estaban detrás de los seudónimos”, afirmó.

“Nuestro optimismo no está justificado, no hay señales que nos animen a pensar que algo puede mejorar. Crece solo, nuestro optimismo, como la mala hierba, después de un beso, de una charla, de un buen vino, aunque de eso ya casi no nos queda, […]”, es el inicio del libro escrito por un autor que destaca leer escritores diversos entre ellos como Giacomo Leopardi, Jonathan Franzen, Ezra Pound, entre otros.

Fuente: La Mula