El calentamiento global traerá una epidemia de insomnio

0
132

sueño

Si eres de los que ya tienen problemas para conciliar el sueño, me temo que tu patología no hará sino empeorar en el futuro. ¿El culpable? Una vez más hablamos del calentamiento global.

Esto es lo que se desprende del mayor estudio realizado hasta la fecha sobre el sueño y la temperatura, que acaba de dejar patente que el cambio climático podría hacer que las noches en vela fuesen más frecuentes.

Estudios anteriores ya habían demostrado la relación entre una temperatura corporal más alta y la lentitud en conciliar el sueño, así como que las temperaturas nocturnas se están elevando más rapidamente que las diurnas.

Para comprobar si el cambio climático podría empeorar las cosas, un equipo de científicos de la Universidad de California en San Diego analizó encuestas gubernamentales realizadas entre 2002 y 2011, en las que se preguntó a 765.000 personas con qué frecuencia habían experimentado una merma en el descanso o sueño durante los últimos 30 días.

Combinando esas respuestas con los datos meteorológicos de la ciudad y de la fecha, el equipo descubrió que las temperaturas nocturnas que se habían elevado 1°C por encima del promedio mensual, daban como resultado al menos tres noches de sueño inadecuado.

El modelo sugiere que si la temperatura promedio se elevase siempre 1°C (un escenario probable para nuestro mundo en pleno calentamiento ya para el año 2050) los habitantes de los Estados Unidos se verían privados de alrededor de 110 millones de noches de sueño adicionales por año.

Y en esto la economía de los encuestados también muestra su influencia. Las personas que ganaban menos de $50.000 al año eran tres veces más propensas que el promedio a sufrir un mal sueño en noches más cálidas, en comparación con las personas más ricas. También la edad juega su papel, ya que las pesonas mayores de 65 años se veían afectadas dos veces más que las personas más jóvenes.

Los investigadores no obtante han reconocido que su trabajo se ha enfrentado a múltiples limitaciones, por ejemplo no pudieron tomar en cuenta las variaciones de temperatura que se dan dentro de las ciudades. No obstante las implicaciones de este estudio son enormes.

Alrededor de un tercio de los adultos ya dicen padecer problemas para dormir y el sueño inadecuado está relacionado con toda una lista de complicaciones de la salud, incluyendo un sistema inmunológico debilitado, enfermedades cardiovasculares, diabetes y depresión.

El trabajo del equipo de James H. Fowler, acaba de publicarse en la revista Science Advances.

Fuente: Yahoo noticias