Cómo debes actuar si una avispa o abeja te ataca

0
188

abeja

Cuando ves con el rabillo del ojo que algo se te acerca volando de manera errática. Sus colores son inconfundibles: negro y amarillo. Y su zumbido no podría pertenecer a otro bicho. Estás siendo acosado por una avispa, uno de los insectos con peor fama que existen (y con una picadura terriblemente dolorosa).

¿Qué hacer ante esta situación tan típica? Lo habitual es que nos pongamos a bracear como locos, saltemos, demos patadas y huyamos. Pero esta estrategia no suele servir de mucho. Bueno sí. Realmente sirve para cabrear aún más a la avispa y que nos siga con más ahínco.