¿Quién quiere una ciudad así?

0
553

Foto0689

Imaginémonos la ciudad de Bambamarca sin comerciantes ni transportistas; tendría veredas y calles libres, podría notarse lo mal que está el pavimento de las calles, lo mal construidas que están algunas veredas; querríamos comprar pero no hay, ¿vender? – tampoco, nadie compra. Habrían casas cerradas de las que salen gente de rato en rato, sigilosos y asustados, como ratones en busca de comida. En el mercado compraría solo lo que queda, no hay más, tomates secos, plátanos con cáscaras oscuras y podridos, naranjas secas como las caras de muchos habitantes de un pueblo muerto, papa enverdecida por la luz de sol. Un par de niños rodarían sus carritos de juguete por algunas veredas empedradas. Las casas con techos de teja mostrarían sus paredes descoloridas  adornadas con telarañas. Los que gustan de los tragos de licor, estarían atentos para ver si la única cantinita abre y comprar el único licor que vende, ¡solo medio vasito!, no hay mucho; en fin, ¿quién quiere una ciudad así?.

Felizmente Bambamarca es todo lo contrario, hay vendedores y compradores de todo, transporte a todas partes. Hay disputa por los espacios de la zona urbana, los peatones reclamamos veredas libres de comercio y los comerciantes reclaman espacios para mostrar su mercadería, los transportistas quieren espacios para conducir sus vehículos. Producto del comercio las casas con paredes de tierra y techos de teja están en extinción; las mototaxis, camionetas, combis, semi trailes y buces  han reemplazado a los caballos, mulas y burros, ¡Todos queremos vivir en una ciudad así!.

Foto0761

El problema

El problema no es los comerciantes ni transportistas, el problema es la falta de visión de todos los alcaldes que han pasado por la Municipalidad de Bambamarca.

No elaboraron el plan de desarrollo urbano, catastro urbano – dicen algunos, y si alguna vez lo hicieron no la pusieron en práctica. La ciudad ha crecido horizontal y vertical en forma desordenada, sin espacios para el comercio y transporte. Para el comercio apenas se tiene dos espacios: mercadillo y mercado central; por eso, la disputa de los espacios en la zona urbana entre comerciantes, peatones y transportistas; falta un mercado mayorista y más espacios para mercadillos. En transporte, faltan: vía de evitamiento de doble carril, terminal terrestre para el transporte de pasajeros, carga y descargue mercadería; calles más amplias para la circulación vial.

Foto1053

Una vez creado las condiciones para el comercio y transporte, las autoridades pueden advertir y sancionar a los que incumplan; sino, “no pasa nada”. Ni ordenanza, ni amenaza valdrá en una ciudad con mucho potencial comercial sin que las autoridades (alcalde y regidores) generen los espacios adecuados.

¡Bendito el comercio y el transporte en Bambamarca!

¡Fuera las reuniones para amenazar y sancionar!

¡Qué viva el comercio y el transporte en Bambamarca!