18 muertos más en la memoria de Dina Boluarte

0
356

17 personas fallecieron ayer en Juliaca, región Puno, producto de las balas del ejército y la policía.

Pobladores de varios distritos y provincias de la región Puno llegaron ayer en la mañana a la ciudad de Juliaca, capital de la provincia de San Román, para movilizarse y protestar en contra de los congresistas y la presidente interina del Perú, Dina Boluarte Zagarra.

La población piden que Dina Boularte renuncie, cierre del Congreso y convocatoria a nuevas elecciones con asamblea constituyente; pero en horas de la tarde la policía y soldados, enviados por el poder ejecutivo deprimió a los manifestantes entre los Tumbe, San Martín y Moquegua, junto al aeropuerto Manco Cápac de ciudad de Juliaca. Los manifestantes intentaron tomar la pista del aeropuerto y los policías y soldados les metieron bala.

Hasta el cierre de esta edición la Defensoría de Pueblo oficializó la muerte de 17 personas, la mayoría jóvenes. 38 personas con heridas de bala en estados graves y centenarios de heridos que colapsaron las instituciones de salud de la ciudad de Juliaca.

Según el Jefe del Departamento de Emergencias del Hospital de Juliaca, los heridos llegan al hospital con heridas. Son balas que tienen señal de ingreso al cuerpo pero no hay orificio de salida. El médico dejó entrever que son balas de armamentos utilizados en una guerra convencional, donde los bandos están armados y no contra población civil desarmada.

Don Juan Pilco Apaza, dirigente rondero de la región Puno, nos dio su testimonio, en resumen dijo que la movilización era pacífica hasta que mataron a uno de sus compañeros. En ese momento rodearon el aeropuerto y la policía atacó a la población con bombas y balas desde un helicóptero. “Estamos dolidos y no sabemos qué pasará” finalizó la entrevista.

Mientras que en la ciudad de Lima, capital del Perú, la Presidenta Dina Boluarte y los congresistas vacadores no escuchan ni ven nada. Pobladores de varias regiones del Perú anuncia “Marcha de los 4 Suyos para el 12 de enero.

Son más de 50 las personas fallecidas, producto de las balas del Poder Ejecutivo y Legislativo de Perú. Las protestas iniciaron desde que el Presidente Pedro Castillo anunciara un fallido Cierre del Congreso.