Preocupa la difusión de fake news en elecciones en Perú

0
338

Valentina Carena
Área de Contenidos
Neolo.com

La difusión de noticias falsas en las últimas elecciones presidenciales de varios países latinoamericanos reavivó una preocupación global: el riesgo de las democracias occidentales ante las fake news que pretenden difamar a instituciones, partidos y figuras públicas. En Perú, en el marco del Pacto Ético Electoral, se busca reducir los efectos de la desinformación durante la campaña política.

La Red de Periodismo Ético define las fake news como “toda aquella información fabricada y publicada deliberadamente para engañar e inducir a terceros a creer falsedades o poner en duda hechos verificables”. Si bien son actores concretos con intención maliciosa quienes las inician, el verdadero poder de estas noticias se despliega cuando se viralizan y son compartidas por usuarios que desconocen su falsedad.

En nuestro país, en el marco del actual proceso de elecciones se estableció el Pacto Ético Electoral que, entre otras medidas, apunta a combatir la desinformación en redes sociales y medios. Allí se insta a los candidatos a no publicar “fake news”, o información falsa contra sus adversarios durante la campaña.

Esta propuesta del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) establece un marco ético para el desarrollo de la campaña, que está teniendo una mayor presencia en redes sociales por las restricciones propias de la pandemia.

La aplicación WhatsApp también busca evitar la difusión de ‘fake news’ en el tramo final de las elecciones en Perú. A través de la campaña “Comparte hechos y no rumores” se han realizado ajustes a la plataforma para limitar la cantidad de veces que se comparte un contenido. También se brindan sugerencias para crear conciencia en los usuarios. Este proyecto ya fue implementado en contextos políticos de otros países, como Chile y Brasil.

Por otro lado, una investigación realizada por la Universidad de Maryland mostró que la medida más eficiente para reducir la circulación de fake news es la verificación de datos, o fact-checking. Es una labor realizada por organismos y medios que se dedican a rastrear información que circula en la web y corroborar su verdad o falsedad. Luego, publican el contenido con una etiqueta que dice “verdadero” o “falso” según sea el caso.

El fact-checking baja los incentivos para que las personas compartan fake news, ya que una vez que un sitio oficial ha declarado que un contenido no es verdadero, la circulación de ese mensaje disminuye dramáticamente en la comunidad que lo estaba circulando.

También hay empresas de hosting en Perú que están diseñando medidas para detectar y deshabilitar sitios web creados con la finalidad de publicar fake news.

Más allá de las posibles medidas, es necesario que los medios de comunicación fiables actúen de forma colectiva para desmentir contenido engañoso y que la sociedad genere conciencia ante la información falsa que circula por las redes. El nuevo ecosistema digital exige deconstruir el dogma de “todo lo que se lee es cierto”. Detenerse a verificar antes de hacer click en “compartir” y corroborar fuentes son prácticas que constituyen a ciudadanos empoderados.